RENACE "En Acción"

RED NACIONAL DE ACCIÓN ECOLOGISTA

A LA SOMBRA DEL CORDOBAZO

Publicado el 28 de Julio, 2006, 2:31. en General.
Comentar | Referencias (0)

EL FORO DE LOS PUEBLOS DEL MERCOSUR A LA SOMBRA DEL CORDOBAZO Por Javier Rodríguez Pardo

En Córdoba podríamos haber instalado nuestras luchas. Aún ciframos esperanzas de ser escuchados oficialmente por “nuestros” gobiernos. No concebimos una macro política al margen de nuestros reclamos. Combatir el saqueo de los bienes comunes es prioridad. La resistencia se convierte en rebelión.

Participamos de la cumbre del MERCOSUR con expectación casi religiosa; a semejanza de la Contra Cumbre de los Pueblos en Mar del Plata también impulsamos propuestas. La invitación que nos cursara un grupo de docentes de la universidad de Córdoba parecía proponer la discusión en marcos académicos, abordar el papel que desempeñan en todo el país las casas de estudio y los organismos de investigación financiados por el estado. Nos habían convocado a través de los  “Programas de Investigación y Cátedras de la Universidad Nacional de Córdoba, Cispren Programa Discurso, Cultura Mediática y Poder, el Centro de Investigaciones de la Facultad de Filosofía y Humanidades, y una veintena de instituciones de enseñanza universitaria. Sin embargo, a pesar del esfuerzo de estos docentes cordobeses,concluimos con las manos vacías.

En instalaciones del Círculo Sindical de la Prensa de Córdoba (CISPREN) insistimos con dos realidades que desesperan: la prospección minera, la bioprospección y la actividad de las universidades literalmente extranjerizadas.  Nuestro objetivo fue y es, advertir sobre el método impuesto por el mundo del Norte para saquear los recursos naturales, todos sin excepción, aunque a nosotros nos guste más hablar de bienes comunes. Los no renovables, aquellos minerales críticos y estratégicos que el norte agotó fronteras adentro y que derrocha con voracidad consumista y de dominio planetario, adueñándose de los ajenos. Pero también el otro despojo, el que llevan a cabo mediante una meticulosa prospección biológica, capaz de descubrir activos biológicos en millones de especies animales, vegetales y de variada diversidad genética, que mayoritariamente abundan en ecosistemas y regiones de África, sudeste asiático y Sudamérica. El 75 % de la biodiversidad existente en el mundo se concentra en estas regiones y la concerniente a zonas templadas–frías, prevalece y abunda en nuestro país. Descubrimos que oyentes circunstanciales se asombraban ante las evidencias expuestas, aunque para la mayoría resultaba materia conocida. Pero nuestro auditorio, el deseado, no estuvo presente.
De esto quisimos hablar. De la universidad de Georgia arrasando con el conocimiento encerrado en especies de la región de los mayas, la de Washington investigando la información biológica que proviene de Perú, el Instituto Smitchsoniano atrapando la de Panamá, y la universidad de Arizona que atiende y procesa toda la información biogenética que literalmente roba en Argentina en complicidad con investigadores y universidades locales.
De esto quisimos hablar. Discutir el contrato que obliga al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) a recoger cien especies por año, durante cinco años, clasificar los activos biológicos que contienen y enviarlos a Estados Unidos, a la universidad de Arizona y a sus laboratorios. Para ello, un nutrido grupo de investigadores, comprados, entregan maniatada a la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y al Centro Nacional Patagónico (CENPAT). Pero lo mismo ocurre con la Universidad Pontificia  Católica de Chile y la Universidad Autónoma de Méjico, por citar algunos de los numerosos contribuyentes al saqueo del conocimiento y de los bienes comunes de nuestros pueblos; especialmente el de los pueblos originarios que en 1995, por ejemplo, aportaron 43.000 millones de dólares a los laboratorios que se apropiaron de derivados farmacéuticos ocultos en la medicina tradicional de los pueblos indígenas, desconociendo los derechos de éstos.
La bioprospección, la prospección minera y el catálogo del saqueo, se extienden por todos nuestros territorios con plantaciones de transgénicos, dolorosa imposición imperial del Norte aplicando las fórmulas del mercantilismo neoliberal; además: “si queremos un agro competitivo, necesitamos de la biotecnología”. Saqueo y dependencia es la fórmula neocolonial eterna del dominador, mientras las universidades dejaron de ser nuestras.
¿Alguna vez lo fueron?. La apropiación del conocimiento conlleva la apropiación de la riqueza de los bienes comunes.
Hemos publicado numerosos artículos y notas, y pensamos que era el momento de recurrir a la cumbre de los pueblos del MERCOSUR para que definitivamente se imponga el debate que aquí nos preocupa, porque cada segundo que pasa son mil litros de agua por transnacional que opera en las entrañas de nuestras tierras, por cada yacimiento minero, por cada “pastera” entrerriana. Cada segundo que pasa, millones de escombreras reducen con ácidos las nacientes de las aguas. Cada segundo que pasa, no sólo destruyen especies y ecosistemas vitales para el conjunto del planeta, también se apropian con rigurosa meticulosidad de activos biológicos convertidos en fármacos que controla el propio gobierno de los Estados Unidos mediante  un porcentaje clave de las patentes. Cada segundo que pasa, se extienden más las plantaciones sojeras arrasando montes nativos.
De esto hemos hablado en la cumbre de los pueblos, a la sombra del cordobazo. De esos gobernantes quisimos escuchar parte de nuestros discursos diarios o, en todo caso, ver que son incorporados los ejes votados masivamente en nuestras asambleas populares.  Algunos gobiernos sobreviven en escafandras progresistas y mienten; otros, apuntan a procesos que parecen revolucionarios intentando discutir realidades y tiempos que no son los nuestros.
En mi opinión, vivimos el MERCOSUR con tristeza.
Expusimos en tres ámbitos diferentes y cuando lo hicimos en la facultad de derecho, tuvimos la satisfacción de reunir varios talleres que finalmente confluyeron en el nuestro, pero hubiéramos deseado que verdaderamente fueran debatidas nuestras propuestas en los niveles de más alta decisión, si bien algunos funcionarios de jerarquía del gobierno nacional los tuvimos como oyentes. Llevamos a Córdoba el mensaje de cientos de comunidades afectadas por las transnacionales. No se asombren si mañana bajamos encolumnados; no para golpear las puertas de las casas de gobierno con nuevos reclamos, sino para quedarnos definitivamente, tomando La Bastilla con el espíritu del cordobazo.
Unión de Asambleas Ciudadanas
En Colonia Caroya nos reunimos las asambleas de auto convocados de todo el país. Creamos una herramienta de convocatoria más amplia, pero fundamentalmente de acción. El trabajo recayó sobre jóvenes cordobeses gestores del Grupo Ecológico 9 de julio Valles del Carmen con la participación de innumerables asambleas de auto convocados de todo el país: de Colón, de Concepción del Uruguay y de Ubajay, asambleas entrerrianas portando sobre sus hombros a las pasteras (papeleras prefieren decir ellos); estuvieron también las madres jachalleras sanjuaninas y los auto convocados de Calingasta y de San Juan capital, la Alianza de los Pueblos del Oeste Catamarqueño, auto convocados de Famatina (La Rioja), los auto convocados de la  Comarca Andino Patagónica, la Asamblea Coordinadora Patagónica por la Vida Contra la Contaminación y el Saqueo, que comprende a las asambleas de las provincias patagónicas, y la Sociedad Ecológica de Colonia Caroya conformada por un numerosísimo grupo de jóvenes comprometidos desde hace tiempo con las luchas de los auto convocados de todo el país. Se leyeron adhesiones de asambleas mendocinas y la carta de la Asamblea de Auto convocados de Esquel, que recogieron cerrados aplausos. Son compañeros que no pudieron estar presentes pero que comparten el mismo espíritu y buscan la misma organización solidaria. Las mismas propuestas que en Mendoza fijaron coincidencias de unidad con las asambleas Anti Pascua Lama, en Chile. Vamos yendo todos juntos porque es la única forma de salir, es la única repuesta al dominio imperial del eterno invasor del Norte en alianza con sus amigos carnales del Sur.
En el documento final quedó conformada la Unión de Asambleas Ciudadanas con el único propósito de articular acciones, construir lazos fraternos, resistir desde las distintas esferas de influencia de cada organización el sistemático avance de las transnacionales del despojo que traen de la mano la destrucción de nuestros ecosistemas. En Córdoba se vive la lucha incesante contra la expansión del cultivo de soja. Las organizaciones locales elaboran planes concretos de acción en este sentido, pero no dejaron de acumular diez mil firmas en contra de la explotación minera que la transnacional canadiense Barrick Gold lleva a cabo en Veladero y que pretende impulsar en Pascua-Lama. Las firmas fueron enviadas desde Córdoba por la ONG local, a Santiago de Chile, entendiendo que es necesario confluir con el resto de los pueblos de América Latina.
La nueva asamblea se denomina por ahora Unión de Asambleas Ciudadanas.
Los asambleístas votaron resoluciones operativas que inmediatamente se pusieron en marcha: entregar un petitorio al presidente Néstor Kirchner en el marco de la reunión de presidentes del MERCOSUR. La asamblea se comprometió a confluir con las comunidades de las localidades presentes. Para el seis de agosto se convoca con esa finalidad a acciones conjuntas o simultáneas en cada lugar de conflicto. Se decidió que la próxima asamblea se lleve a acabo en Calingasta, con el compromiso evidente de apuntalar la lucha de los pueblos sanjuaninos que insisten en plebiscitar las explotaciones mineras del saqueo, del tajo abierto y de los compuestos químicos, a pesar de las persecuciones y acciones anticonstitucionales del gobierno provincial. Nos juramentamos además continuar sumando a otras asambleas y organizaciones populares construyendo a través de los movimientos sociales la herramienta capaz defender la dignidad de los pueblos, la libertad de decidir para que definitivamente se respeten los derechos ciudadanos, nuestros derechos.
Javier Rodríguez Pardo, Córdoba, julio de 2006. - Movimiento Antinuclear del Chubut(MACH), Red Nacional de Acción Ecologista(RENACE), Asamblea Coordinadora Patagónica por la Vida Contra la Contaminación y el Saqueo. Machsepa21@yahoo.com.ar  02965 15417785